Villa barroca de nobles y artistas

Ningún palacio, salvo el de los monarcas, podía tener más de dos torres, pero el duque de Lerma logró el privilegio. Como valido de Felipe III, solicitó por carta permiso al monarca para poner dos torres en su palacio y lo levantó con cuatro. «Dos me corresponden por ser duque y otras dos que vos me concedisteis», habló el noble castellano. Así, en la plaza del pueblo se viste con cuatro torres el palacio ducal en pie desde el siglo XVII en lo alto de la villa, que celebra sus fiestas a lo largo de estas semanas.

No sólo nobles y nobles pícaros pisaron Lerma en el pasado, el Cura Merino, guerrillero contra las tropas francesas, descansa junto al Monasterio de Santa Clara. José Zorrilla, hoy presente sentado con su pluma frente a la Colegiata de San Pedro, vivió en la villa ducal parte de su juventud. Sus obras hablan del amor de Catalina, joven a la que conoció en Lerma y evoca en ‘Recuerdos del tiempo viejo’, y de los paisajes del Arlanza, río que baña la comarca.

El Complejo Monumental de la villa, compuesto por el Palacio Ducal y la Colegiata de San Pedro, celebra este año el 400 aniversario de su construcción, finalizada en 1617. Algo que ha de servir a su vez de ensayo para acoger en 2019 Las Edades del Hombre.

Se han programado diferentes actividades durante todo el año bajo la marca Lerma 20XVII. En el mes de agosto el municipio se organiza para celebrar la Fiesta Barroca. Malabares, danza y teatro son algunas de las actividades con las que la gente de la villa trabaja y disfruta durante el año y ofrece a quienes quieran visitar el pueblo durante el verano. El órgano de la colegiata suena con obras del Siglo de Oro, y sus gentes se visten con trajes de época. Los pasadizos por los que transitaba el duque o el Mirador de los Arcos, son algunos de los rincones por los que el visitante puede viajar al pasado a través de las visitas nocturnas teatralizadas. Y es que la historia y la dedicación al arte es algo siempre presente en los vecinos de la localidad.

Aunque ya ha finalizado el mes barroco, estrella de esta celebración, la Junta de Castilla y León trae a Lerma, durante septiembre y octubre, la XII edición del Certamen Regional de Grupos Aficionados de Teatro de Castilla y León, con ocho representaciones.

La actividad continúa en Lerma, y en mayo, los vecinos se preparan para la Feria de Maquinaria Agrícola y para frenar la invasión francesa del siglo XIX. Cañonazos y marchas de guerra resuenan en las calles con las recreaciones de los batallones enemigos y los Hombres de Merino.

Además, Lerma acogerá la exposición en el próximo año 2019. Como expresa la alcaldesa Celia Izquierdo, «este evento requiere mucho esfuerzo y dedicación, por lo que este año está siendo un año de preparación para lo que vendrá. Hemos podido comprobar que Lerma, con la colaboración y apoyo de los lermeños, es capaz de acoger y organizar grandes eventos. Debemos coordinarnos y trabajar de forma conjunta los municipios de la comarca y Burgos para brindar al visitante una oferta cultural y turística atractiva puesto que tenemos mucho que ofrecer».

Etiquetas: lerma

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.