Eternal Running

El lema del Eternal Running es "acaba y serás invencible". En el IX circuito que se ha celebrado en la villa rachela, 794 corredores alcanzaron esa categoría de "invencibles" pues logaron acabar la dura prueba en la que no faltó el frío,

tanto es así, que uno de los pasos más esperados, el paso del río Arlanza, se suspendió por la temperatura, Covarrubias amaneció con 2 grados y por la fuerza de las aguas. A pesar de todo, el espectáculo es tubo asegurado por la alta participación de corredores y su disposición a pasar un día divertido, donde no faltaron los disfraces, la diversión y la camaradería.
La carrera de 11,5 kilómetros estaba jalonada de 63 obstáculos en los que no faltó varias escaladas de alpacas, chapuzones en fosas de agua, arrastrarse bajo un tejido de alambrada con púas, lanzarse desde un gran tobogán para acabar en un pozo de barro y agua, pasar bajo tractores, contenedores llenos de agua, camino de neumáticos... en definitiva, un recorrido duro pero endulzado por el buen humor de la jornada.
Contra todo pronóstico los favoritos, masculino-femenino, no entraron en primer lugar. El madrileño, Álvaro Jiménez, tardó 50 minutos y 24 segundos en completar la prueba. En la categoría de las féminas hubo representación burgalesa, la atleta, Karina Moreno, lo hizo en 1 hora y 5 minutos. Los dos debutantes en este tipo de competiciones a los que seguramente y a pesar de las penalidades pasadas, les habrá quedado buen sabor de boca y con ganas de volver a participar en futuras pruebas, pues como dicen los amantes del Eternal Runnig el ser invencible "engancha".

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.